jue. May 26th, 2022
taza de leche de almendra

La leche de almendra es una de las alternativas que se tiene si eres intolerante a la lactosa. Aunque podrías pensar que no tiene muchos beneficios, estas equivocado. Si bien estos sustitutos de lecho no tienen los mismos beneficios que la leche de vaca, la leche de almendra tiene múltiples beneficios.

Los 5 principales beneficios para la salud de la leche de almendras

Sin lácteos y vegano

Esta leche es una bebida de origen vegetal y no contiene lácteos, por lo que es una opción adecuada para las personas alérgicas a la leche de vaca o para quienes siguen una dieta vegana.

Naturalmente sin lactosa

La intolerancia a la lactosa es una condición por la cual alguien no puede digerir el azúcar que se encuentra naturalmente en las leches animales, llamada lactosa. Las almendras son naturalmente libres de lactosa, lo que hace que la leche de almendras sea una alternativa adecuada para alguien con esta condición.

Bajo en calorías

En más de una ocasión he elegido gastar mis rewards de la cafetería con un café con leche de almendras. En comparación con otras leches, la leche de almendras proporciona una de las cantidades más bajas de calorías, con niveles que varían de 30 a 55 kcal por 100 ml.

 

botella de leche de almendra

Puede ser una fuente útil de calcio 

Para aquellos que siguen una dieta vegana o basada en plantas, esta leche fortificada hace una contribución útil a la ingesta de calcio. Los productos comerciales que están fortificados suelen proporcionar alrededor de 120 mg de calcio por cada 100 ml, lo que es comparable a la leche de vaca. La cantidad diaria recomendada para adultos de este mineral es de 700 mg. La leche de almendras casera no es una buena fuente de este mineral. 

Es una fuente de vitaminas

Las almendras son una buena fuente de vitamina E, que es un importante antioxidante que ayuda a mantener la piel y los ojos sanos, además de apoyar el sistema inmunológico. Algunas marcas comerciales están fortificadas con vitaminas adicionales, incluida la vitamina D, que se necesita para ayudar a regular el calcio en el cuerpo.

La vitamina B12 se encuentra naturalmente en los alimentos de origen animal, por lo que la mayoría de las “leches” vegetales fortificadas tienen vitamina B12 agregada, que es importante para mantener el sistema nervioso saludable. 

¿Es apta para todos?

La mayoría de las personas pueden disfrutar de la leche de almendras, sin embargo, hay algunas consideraciones: La leche de almendras no es adecuada para las personas con alergia a las nueces de árbol y debe evitarse si tiene una.

A partir del año de edad, y como parte de una dieta equilibrada y variada, tu hijo puede tomar leches vegetales enriquecidas con calcio sin azúcar, incluida la de almendras. Sin embargo, debe tener en cuenta que debido a que este tipo de leche es baja en calorías, proteínas y grasas, debe administrarse con moderación y no ser un pilar de la dieta de tu hijo.

Los veganos y aquellos que siguen una dieta predominantemente basada en plantas deben optar por “leches” de almendras fortificadas para asegurarse de obtener todas las vitaminas y minerales que necesitan. 

Este tipo de leches también pueden ser utilizadas en la elaboración de postres como cheese cake o arroz con leche.