mar. Oct 4th, 2022
Adolescente con acné

La diferencia entre el acné y las espinillas es que el acné es una enfermedad y las espinillas son uno de sus síntomas. El acné es una afección que afecta los folículos pilosos y las glándulas sebáceas de la piel.

Debajo de la piel, los poros están conectados a glándulas que producen una sustancia aceitosa conocida como sebo. Las glándulas y los poros están conectados por un canal conocido como folículo que tiene un cabello delgado que crece hacia la superficie de la piel.

Cuando el sebo y las células muertas de la piel se agrupan, forman un tapón en el folículo. Las bacterias en el tapón causan inflamación, lo que provoca granos rojos en el acné.

¿Qué causa el acné?

Si bien no se han identificado las causas exactas, se ha determinado que ciertas cosas pueden desencadenar el brote de granos o empeorarlo, como:

  • Cambios hormonales: Pubertad, embarazo y el ciclo menstrual
  • Apretar o pellizcar las espinillas existentes
  • Limpiar o frotar la piel con demasiada fuerza
  • Presión, como de collares, sombreros, cascos y correas de mochila
  • Alta humedad
  • Cosméticos, tales como productos a base de aceite, cremas o protectores solares
  • Medicamentos, como corticosteroides y esteroides anabólicos

Las creencias comunes que sugieren que el estrés y la piel sucia causan el acné no son ciertas. Además, los alimentos grasosos y el chocolate no provocan acné en la mayoría de las personas creen.

Tratamiento contra acné

Síntomas del acné

Diferentes síntomas pueden indicar diferentes tipos de acné e incluyen:

  • Puntos negros: poros tapados en la superficie de la piel, abiertos
  • Puntos blancos: poros tapados, debajo de la superficie de la piel, cerrados
  • Pápulas: protuberancias pequeñas, sensibles, rojas o rosadas
  • Pústulas: pápulas con pus en la parte superior
  • Nódulos: bultos grandes y dolorosos en lo profundo de la superficie de la piel
  • Quistes: bultos dolorosos llenos de pus debajo de la superficie de la piel

Tratamiento para la enfermedad

Los dermatólogos suelen recetar un retinoide tópico, como la tretinoína tópica u otros antibióticos como la doxiciclina oral. Cualquier otra prescripción o recomendación puede depender del tipo de acné que se esté tratando. También se pueden recomendar medicamentos de venta libre.

  • Peróxido de benzoilo: Ayuda a matar las bacterias en los poros que pueden provocar granos con pus. Está disponible como gel tópico (para el tratamiento de manchas). Si te irritas con este medicamento, puedes disminuir la frecuencia de su uso, incluido el tiempo que lo dejas en la piel antes de lavarlo.
  • Ácido salicílico: Puedes encontrar ácido salicílico en tratamientos localizados, lavados faciales y tónicos. Funciona eliminando las células muertas de la piel en la superficie de la piel para que no obstruyan los poros. Puede ser irritante para la piel.
  • Retinoides: Suelen ser el medicamento de primera línea que se usa para todas las formas de granos. Aplica una cantidad del tamaño de un guisante cada dos noches al principio. Extiéndelo en las áreas donde eres propenso a tener más granos y espinillas.