lun. Ago 15th, 2022
avena para niños

Elegir los mejores refrigerios para tus hijos puede ser una tarea complicada. Aun más cuando buscas opciones saludables sin azucares añadidos. Hoy te comparto algunos los mejores refrigerios para los más pequeños del hogar.

Peras en rodajas con queso ricota

Las peras son una delicia dulce y fácil de comer para un pequeño cuando se cortan en rodajas. Las peras son ricas en fibra y compuestos vegetales beneficiosos. Unta cada rebanada con queso ricotta para agregar una deliciosa fuente de proteína y calcio a la merienda de su hijo.

Avena

La avena es un desayuno saludable para los niños, pero también es un excelente snack. La avena tiene un alto contenido de fibra soluble, lo que aumenta la cantidad de bacterias beneficiosas en el tracto digestivo, junto con otros beneficios para la salud.

pan con pera y ricotta

Requesón

El requesón es un queso fresco y cremoso que es lo suficientemente suave como para que lo coman incluso los bebés.

Es rico en proteínas y una buena fuente de selenio, vitamina B12 y calcio. La vitamina B12 es importante para el crecimiento adecuado y el desarrollo del cerebro en los niños. Puedes servir el requesón solo, agregar un chorrito de aceite de oliva para comerlo en un pan o galletas integrales, cubrirlo con frutas frescas o secas.

Un trozo de queso

El queso se compone principalmente de proteínas y grasas y es una buena fuente de calcio. Los estudios muestran que comer queso y otros productos lácteos está relacionado con una mejor calidad general de la dieta. Los productos lácteos enteros contribuyen significativamente a los requisitos nutricionales de calcio, magnesio y vitaminas A y D de un niño.

El queso proporciona a los niños proteínas de alta calidad, necesarias para un crecimiento adecuado. La proteína también los ayudará a sentirse llenos entre comidas.

Pan pita de verduras

Algunos padres piensan que es difícil hacer que sus hijos coman verduras. Pero si lo haces divertido para ellos, es más probable que prueben las verduras. Unta un poco de hummus en un pan de pita de trigo integral y corte las verduras crudas, como zanahorias, pepinos, lechuga y pimientos. Deja que tu hijo escoja algunas verduras y llene la pita. Las verduras están cargadas de vitaminas y minerales importantes, y muchos niños no las comen lo suficiente.