Las piscinas durante la pandemia del Covid-19

las piscinas en covid

¿Es peligroso el covid-19? Con la llegada de los meses de calor, son muchos los padres los que empiezan a preguntarse qué va a pasar con el tema de las piscinas.

Las altas temperaturas y el calor hacen que muchos niños quieran disfrutar de un merecido chapuzón como lo hacían antes de que llegará la famosa pandemia.

Aunque todavía hay que esperar a ver cómo va evolucionando la curva, la verdad es que todo hace indicar que a lo largo del verano se podrá disfrutar de las piscinas aunque con una serie de medidas preventivas.

EL AGUA DE LAS PISCINAS FRENA AL COVID-19

A día de hoy hay numerosos informes que afirman que existen muy pocas probabilidades de infectarse con el Covid-19 mientras se está dentro de la piscina. El famoso virus se contagia como seguramente sepas a través de las famosas gotitas que se desprenden a la hora de toser, estornudar o sudar.

Si se toman las medidas preventivas necesarias no habría ningún tipo de peligro de infectarse por el Covid-19. El famoso cloro que está presente en el agua de las piscinas es perfecto a la hora de matar a dicho virus.

A pesar de ello, el gran problema de las piscinas es la aglomeración de personas que se producen por lo que sería esencial el mantener la distancia de seguridad además de limitar el número de personas en lo que al recinto se refiere.

También existe el riesgo del contagio en los más pequeños debido a lo fácil que es la transmisión de dicho virus a través de juguetes o ciertos objetos infantiles.

CUÁNDO SE PODRÁ IR A LAS PISCINAS

Aunque las piscinas suelen abrir durante el mes de junio, debido al estado excepcional en la que se encuentra todo el país, la verdad es que todavía no hay una fecha exacta en la que las familias podrán disfrutar del ansiado chapuzón en las piscinas.

Según las previsiones del gobierno, las piscinas no estarían permitidas hasta llegar a la fase 3 de la desescalada o lo que es lo mismo hasta principios agosto.

Habrá que esperar por tanto a los acontecimientos para ver si los niños pueden disfrutar de su primer chapuzón en agosto o tener que esperar unas semanas más hasta que el virus esté totalmente controlado.

covid y piscinas

MEDIDAS DE SEGURIDAD Y PREVENTIVAS

En el caso de que las piscinas logren abrir a lo largo del verano, habrá que seguir una serie de medidas de seguridad y preventivas que ayuden a evitar un posible contagio entre la población.

Entre dichas medidas estarán el respetar la distancia de seguridad entre personas, cargar tu cubrebocas y no te olvides de un sanitizante como el de aurax ya que por su tamaño es muy fácil de transportar y ayudará a desinfectar tus electornicos, limitar el aforo a la piscina y el evitar compartir cualquier objeto susceptible de contagio.

En relación a las piscinas privadas relativas a la comunidad de vecinos, el Gobierno espera dar luz a una normativa a seguir una vez que se puedan abrir.

Aunque en una situación normal, las competencias pertenecerían a las diferentes Comunidades Autónomas, en este caso el Gobierno será el encargado de sacar una normativa unificada válida para todo el territorio español.

Como has podido ver, la cosa está todavía en el aire y aunque se espera que las piscinas puedan abrir durante el mes de junio, la verdad es que hay que ser paciente con los futuros acontecimientos.

En el caso de que llegue el ansiado el momento y las piscinas públicas y privadas decidan abrir, es labor de los padres el ser lo más responsables con sus hijos y explicarles las medidas que tendrán que seguir en todos momento en el caso de ir a las piscinas.

Ante todo está la seguridad y es labor de todos el evitar que el Covid-19 vuelva a contagiar y a infectar a una parte de la sociedad.