Opciones para preparar el pavo navideño

pavo en su jugo

El pavo navideño es uno de los platillos que no pueden faltar en nuestra mesa el 24 de diciembre. Aunque puede parecer un poco monótono existen distintas maneras de preparar el pavo.

Este es uno de los platillos centrales en la mesa navideña y sin duda el más característico de la noche buena. Si tú no eres el mejor chef en el mundo y la palabra que te describe en la cocina es desastre no entres en pánico. Te recomiendo darte una vuelta por los menús de distintos restaurantes, ya que ofrecen distintas cenas navideñas a domicilio, de seguro ahí podrás encontrar alguno de estos pavos para que disfrutes en compañía de tu familia.

Pavo adobado

Preparar pavo adobado es mas sencillo de lo que crees, con un toque picosito que puede encantar a tus invitados. Para adobar el pavo necesitas chile ancho y chile pasilla. Una vez hidratados los vas a licuar con leche evaporada, un chorrito de caldo de pollo o un cubito knorr con agua, cebolla y ajo.

Una vez licuado se lleva al sartén para que espese un poco, puedes agregar un poco de maicena si busaca tener una salsa más espesa.  Una vez con tu pavo en una charola inyéctalo con un poco de vino de tu preferencia y una muy bien el adobo y llévalo al horno.

pavo adobado

Pavo a la cereza

Los frutos rojos van muy bien con la carne de pavo en especial las cerezas. La magia de este estilo de pavo esta en el relleno. Necesitas cocinar 3 muslos de pollo, poner a dorar un poco de jamón y tocino, una vez listos colócalos en el procesador de comida o la licuadora hasta que tengas una pasta uniforme.

Después agrega cerezas en almíbar puedes partir algunas para que queden pequeños trocitos de fruta. También puedes agrega nueces o almendras si así gustas. Solo queda rellenar el pavo bien hidratado y hornearlo.

Pavo en su jugo

Este estilo de pavo es el ideal s buscas comer este platillo con todo el sabor de la carne. Para este pavo solo necesitas un poco de cebolla, ajo, sal y finas hiervas. Con un poco de aceite pon los ingredientes en la licuadora y con la pasta que resulte unta tu pavo. Mételo a hornear y gíralo cada 20 minutos para que no se queme hasta que esté listo.

Estos son solo algunos de los estilos para preparar o comprar tu pavo navideño. Tal vez tu no eres fan de la comida navideña o buscas tener una opción B para los más pequeños del hogar, en ese caso te recomendamos cenar pizzas a la leña. Cuéntanos en los comentarios que otro platillo no puede faltar en tu mesa de navidad, tal vez romeritos o pierna en adobo.