jue. May 26th, 2022
pizza pepperoni

¿Alguna vez te has preguntado por qué la pizza sabe tan bien? Si vamos a la calle y preguntamos a 10 personas cuál es su comida favorita, estoy seguro de que por lo menos 4 de esas personas mencionara la pizza. Puede que no parezca mucho, pero usa tu imaginación y las matemáticas, si lo pensamos en una escala mundial nos daría como resultado millones de personas.

Y tantas personas no podemos estar equivocadas por algo esta comida italiana es uno de los alimentos más populares en todo el mundo. Tan solo en nuestro país vecino, Estados Unidos, se comen 350 rebanadas cada segundo. Por su parte en nuestro país, la pizza también ocupa un lugar en nuestro corazón y en nuestra mesa.

Por eso no es ninguna sorpresa que te sepas de memoria el menú de pizza de tu restaurante favorito. Hay una razón por la cual la pizza es tan popular y hoy te cuento más sobre esto.

El secreto de que la pizza sabe tan rica

Los seres humanos se sienten atraídos por los alimentos grasos, dulces, ricos y complejos. La pizza tiene todos estos componentes. El queso es grasoso, las coberturas de carne tienden a ser ricas y la salsa es dulce.

Los ingredientes para pizza también contienen un compuesto llamado glutamato, que se puede encontrar en los tomates, el queso, el pepperoni y las salchichas. Cuando el glutamato entra en contacto con nuestra lengua, le dice a nuestro cerebro que se emocione y que quiera más. Este compuesto en realidad hace que se nos haga agua la boca y no podamos esperar a comernos otra rebanada.

Luego están las combinaciones de ingredientes. El queso y la salsa de tomate son el match perfecto. Por sí solos, saben bastante bien. Pero según los científicos culinarios, contienen compuestos de sabor que saben aún mejor cuando se comen juntos, así nos hacen sentir chispas tal como ocurre con Remmy en Ratatouille.

gif pizzas bailando

Más reacciones químicas

Otra cualidad de la pizza que la hace tan deliciosa es que sus ingredientes están doraditos debido a que se cocinan en el horno. Todo adquiere un tono doradito que nos encanta y además se vuelven crujientes, esto ocurre debido a dos reacciones químicas.

La primera se llama caramelización, que ocurre cuando los azúcares de un alimento se vuelven marrones. La mayoría de los alimentos contienen al menos algo de azúcar; una vez que los alimentos están entre 230 y 320 grados, sus azúcares comienzan a dorarse.

El caramelo está hecho de varios miles de compuestos, lo que lo convierte en uno de los productos alimenticios más complejos.

En una pizza, los ingredientes como las cebollas y los tomates se caramelizan durante el horneado, haciéndolos más ricos, dulces y sabrosos.

Esa corteza dorada y crujiente también es el resultado de la caramelización de la masa.

Si bien la carne y el queso de la pizza también se ponen dorados, esto se debe a un proceso diferente llamado “reacción de Maillard”, que lleva el nombre del químico francés Louis-Camille Maillard.

La reacción de Maillard ocurre cuando los aminoácidos en alimentos ricos en proteínas como el queso y el pepperoni reaccionan con los azúcares de esos alimentos cuando se calientan.

Los pepperonis que se vuelven crujientes con los bordes ondulados y el queso que se dora y burbujea son ejemplos de la reacción de Maillard en acción. Con pan, queso y salsa de tomate como base, la pizza puede parecer una comida sencilla.

Ahora ya conoces todos los detalles científicos que lleva a cabo en su proceso de preparación.  La próxima vez que estés a punto de disfrutar este platillo sabrás por qué la pizza sabe deliciosa, podrás apreciar un poco más todos los elementos, y compartir el por qué nuestras papilas gustativas se derriten con este platillo.