5 consejos muy prácticos para dormir bien durante el embarazo

dormir en el embarazo

El embarazo es una etapa muy bella, lleno de amor, de esperanza, de asombro y muchas otras emociones. Sin embargo, también tiene momento que pueden difíciles de sobre llevar como los ascos, mareos, antojos de media noche y otros clichés.

Dentro de estas coas no muy agradables, el insomnio es uno de los que más afecta a las embarazadas, sobre todo en los últimos 3 meses del embarazo. A veces, conciliar un sueño plácido, reparador y prolongado se complica por diferentes aspectos que están involucrados en el proceso de la gestación.

A lo largo de nuestra experiencia y contacto con muchas mujeres embarazadas, hemos logrado reunir algunos de los mejores consejos que te ayudarán a dormir mejor.

insomnio y embarazo

Una habitación oscura

No creas que la idea es que pintes el cuarto de tonos oscuros, al contrario, tu cuarto debe de ser siempre un lugar donde te sientas cómoda y muy a gusto. Pero contempla la idea de incorporar unas cortinas blackout que le den a la habitación el ambiente ideal en cualquier momento del día.

Si la noche fue complicada y no pudiste descansar demasiado, tal vez tengas ganas de tomar una siesta agradable durante cualquier momento del día. Para esto, no hay nada mejor que tener una habitación que pueda emular la noche aun cuando el sol esté por todo lo alto.

Existen muchos tipos y modelos de cortinas blackout, incluso algunas con diseños que pueden ir muy bien con la decoración general de la habitación. Así cuando tengas ganas de tomar una siesta reparadora, podrás tener un lugar confortable, oscuro y silencioso. Que no nada te detenga, duerme cuando sientas ganas de dormir, sin presiones.

La temperatura es vital para la comodidad

Ya sea que estés durmiendo durante la noche o a cualquier hora del día, tener una habitación con la temperatura adecuada es muy importante. Usualmente las habitaciones tienden a ser muy frías o cálidas. Esto es uno de los factores que más afectan el sueño de las personas y una de las principales causas de insomnio entre la población. Asi que, si esto puede afectar a cualquier persona, a las mujeres embarazadas las afecta aún más.

Si el tema es el frío, coloca el termostato a una temperatura de alrededor de los 22°. Aún cuando es época de frío, si la temperatura en la habitación sube demasiado, comenzarás a sudar y ese sudor puede enfriarse muy rápidamente. También procura tener cobijas o edredones de materiales naturales que permitan la transpiración.

Para el tema del calor, usualmente se antoja dormir toda la noche con un ventilador o con un sistema de minisplit que enfríe la habitación. Y aunque al principio resulta muy reconfortante, probablemente en la madrugada ya no necesites tanto frío. Existen opciones de temporizadores que enfrían el cuarto hasta llegar a temperatura adecuada y después se apagarán. También contempla la idea de tener ropa de cama térmica que sea fresca y permita que el cuerpo transpire adecuadamente.

Un colchón adecuado

Cuando estás embarazada algo que realmente necesitas es un colchón agradable donde dormir. No temas invertir en un colchón queen size moderno si eso es lo que necesitas. Mientras más espacio tengas, más oportunidad tendrás de moverte y encontrar el punto exacto donde te sientas cómoda. También, hoy en día existen colchones con tecnologías que te darán el soporte adecuado en las zonas donde más lo requieres, especialmente en la espalda baja.

Otra buena idea es usar cojines o almohadas entre las piernas, esto te brindará un soporte para la parte media y que te permitirá relajar los músculos y distribuir todo ese peso extra que llevas cargando en los últimos meses del embarazo.

Música ambiental

Nada nos arrulla más que una la música. Sin embargo, procura no acudir a los últimos éxitos de música pop para tratar de dormir. Este tipo de música sueles excitar los sentidos, así que, a pesar de cerrar los ojos, tu cerebro seguirá excitado y reconociendo lo ritmos de cada canción.

Lo mejor es acudir a algunas melodías de música clásica tranquila y dejarlo a un volumen muy bajo. También, existen videos en youtube de muchas horas de ruido blanco que lo que hará, es desconectar tu cerebro de cualquier ruido externo que pudiera estar alterando tu capacidad de conciliar el sueño.

 

Prepárate para el sueño

A veces antes de dormir acostumbramos a ver la televisión o el feed de las redes sociales. Sin embargo, esto provoca que se estimule el cerebro y que le cueste más trabajo relajarse y entrar en el sueño profundo.

Cada día antes de dormir, trata de dedicar una hora a la relajación. Toma un baño caliente, utiliza alguna aromaterapia relajante, pídele a tu pareja que te dé un masaje de pies y de manos. Mientras más tiempo dediques a indicarle a tu cuerpo que ya está listo para dormir, más rápido caerás en un estado de sueño profundo.

Otra cosa que debes evitar, son las cenas muy pesadas. Trata de ingerir alimentos ligeros y de fácil digestión. Por más antojos tengas de una hamburguesa y papás a la francesa, procura evitar esas comidas cargadas de grasa.

Con estas prácticas, también irás educando a tu cuerpo y tu mente a prepararse para entrar en un sueño adecuado y aunque sólo tengas algunas horas de sueño realmente profundo, servirán para que tu cuerpo recupere las fuerzas necesarias para seguir adelante.