jue. May 26th, 2022
café y croissant

El desayuno italiano es una dulce y placentera rutina para despertar el cuerpo y la mente. El café siempre está presente en nuestras casas, y en Italia pasa igual, todo amamos que el aroma de esta bebida llene toda la casa.

O tal vez no sea el café sino el olor a pan recién horneados o naranjas recién exprimidas: hay muchos hábitos diferentes en Italia, pero todos pueden definirse como desayuno mediterráneo o desayuno italiano.

Capuchino, Café y Croissant

Un cornetto, junto con un espresso o con un capuchino se convierte en la alegría de muchos italianos a los que les encanta desayunar en un café, así como a nosotros nos encanta disfrutar de un café por la mañana con los alsea cupones, en nuestra cafetería favorita. Donde también comemos croissant o bagels.

 En Italia, el cornetto también se llama erróneamente croissant o brioche. El real cornetto tiene su origen en el kipfel, un pastel tradicional de Viena, que se diferencia del croissant francés en forma e ingredientes, como los huevos.

Para tener un desayuno saludable, es importante elegir un cornetto casero, hecho con carbohidratos menos refinados, como la harina de trigo integral con un índice glucémico más bajo.

cereal con leche

Pan y jamón

Si te encanta la sencillez, tu desayuno ideal será el pan con mermelada. Si te gusta traer recuerdos felices de la infancia, puedes ir con pan, mantequilla y mermelada.

Esta es una excelente descarga de energía, solo recuerda comer una pequeña cantidad de mantequilla y elegir confituras o mermeladas caseras, o una confitura preparada con azúcares crudos, como el azúcar moreno.

Si te gusta el sabor agridulce, te sugerimos que pruebes mermelada de naranja con una rebanada de pan integral tostado y una pequeña rodaja de mantequilla.

Si quieres mimarte con un poco de dulzura prueba unas tostadas integrales con confitura de melocotón, junto con un buen café, mejor descafeinado, o una taza de té verde. En cuanto a los niños, seguro que prefieren un poco de pan con alguna crema untable de avellanas.

Leche y Cereales

Un desayuno italiano de campeones o para los peques es leche y cereales. La leche fresca o el yogur garantizan un aporte de proteínas y grasas para afrontar el día, además aportan una carga probiótica que contribuye a reponer la flora bacteriana.

Para aquellos que son intolerantes a la lactosa o prefieren un desayuno vegano, existen muchas otras opciones, como la leche de soja o la leche de arroz, recomendadas para quienes tienen problemas renales o el colesterol alto. 

Siempre es mejor preferir los cereales integrales. Para muchas personas, la leche y los cereales se han convertido en leche y galletas.

En este caso, te sugerimos que integres tu desayuno con alguna fruta fresca, para garantizar un aporte adecuado de vitaminas y azúcares simples: te recomendamos evitar los cítricos, que pueden causar una desagradable acidez estomacal. 

El desayuno italiano es muy sencillo y mantienen un menú fácil de replicar en todo el mundo aunque tal vez no sean desayunos para adelgazar.